Caída del cabello

La caída de cabello es una consulta muy frecuente tanto en hombres como en mujeres dentro de la visita habitual del dermatólogo.

Las mujeres suelen preguntar por la caída de cabello mientras los hombres piden más por la calvicie. Esto se hace mucho más evidente en épocas del año donde hay una mayor facilidad para la caída del cabello como es durante la época de verano, otoño y primavera. Por el contrario en invierno, hay muchas menos consultas al respecto.

En nuestro consultorio, realizamos los siguientes tratamientos individualizados:

  • Tratamientos con aminoácidos
  • Infiltraciones capilares con aire comprimido
  • Inyecciones intracapilares
  • Factores de crecimiento (PRP)
  • Trasplante capilar pelo a pelo

Las causas principales:

Aquí hay que diferenciar entre la caída de cabello masculina y femenina. En los hombres de entre 18 y 30 años, la causa más frecuente es la hereditaria, la llamada alopecia androgénica. Es bien conocido que hay familias en que casi todos los miembros varones de una forma más intensa o menos tienen una pérdida de cabello característica. Por el contrario en las mujeres, la caída de cabello de tipo hereditario es muy poco frecuente y viene dado por mujeres de la familia que tienen el mismo problema. Es decir, la calvicie masculina no lo heredan las hijas de los hombres afectados. La causa más habitual en las mujeres es una combinación de circunstancias que se van juntando. Estos son trastornos menstruales, carencias vitamínicas especialmente de hierro, problemas de tiroides como el hipotiroidismo, trastornos emocionales y el estrés. Todo ello, provoca, en algún momento, que todas estas causas solas o en combinación puedan inducir una pérdida exagerada de cabello que si no se compensa con una salida de cabello proporcional, la mujer aprecia una progresiva pérdida de volumen capilar. Naturalmente, los hombres también pueden sufrir los efectos del estrés y las emociones, pero desgraciadamente para ellos y a diferencia de las mujeres el pelo que cae por este motivo difícilmente se recupera.

¿Cuáles son los tratamientos actualmente más eficaces para combatir este problema?

Desde hace muchos años, hay unos estándares para el tratamiento de la caída del cabello y la alopecia. Estos son el Minoxidil y el Finasteride. El primero es una sustancia vasodilatadora utilizada en el tratamiento de la hipertensión arterial y que casualmente, se ha visto que produce como efecto secundario un aumento del cabello en las personas con calvicie. Se utiliza muy a menudo solo o en combinación con otras sustancias activas para el cabello. El Finasteride, de más reciente introducción, es un fármaco que se utiliza para el tratamiento de la hipertrofia de próstata y que tiene un resultado muy satisfactorio para detener o frenar la alopecia androgénica, es decir la forma hereditaria de calvicie. De tal forma, que los hombres jóvenes que toman el medicamento en los primeros años de caída de cabello evitan llegar a ser calvos como sus antecesores.

¿En qué casos estaría indicado realizar un implante de cabello?

Los implantes de cabello realizados por la técnica FUE (Follicular Unit Extraction) consisten en la extracción de raíces o folículos de características perpetuas como son los de la parte de la nuca y/o lateral del cuero cabelludo. Estos folículos extraídos con mucho cuidado, tras prepararlos se colocan mediante microincisiones en las áreas sin cabello, proporcionando un incremento del volumen de la masa capilar en los lugares que se ha perdido por completo y que de manera definitiva nunca más se recuperará. Es un procedimiento quirúrgico que se realiza con anestesia local.

Los resultados son excelentes siempre y cuando, como es lógico, la zona sin pelo sea relativamente pequeña. Si la persona tiene abundante cabello en la parte de la nuca se puede realizar más de una intervención. Este cabello implantado no requiere cuidados especiales, una vez injertados continúan su proceso y crecen normalmente. A través del trasplante capilar, las personas sin una solución para su pérdida de cabello pueden obtener un aspecto más juvenil o simplemente recuperar una mayor autoconfianza.

¿Qué es la alopecia areata?

Es una caída de cabello completamente diferente a las ordinarias. Se caracteriza por la pérdida rapidísima del cabello en forma de redondas que crecen en pocos días o semanas produciendo grandes áreas de calvicie. La causa más frecuente es el estrés o los impactos emocionales sobre la base de una cierta predisposición personal a tener este tipo de caída de cabello. Así como también es muy frecuente, como sucede con otras caídas de pelo, que haya problemas de tiroides. El tratamiento de este tipo de caída de cabello requiere una visita lo antes posible al especialista que deberá tratar esta incidencia de forma muy rápida para evitar el rápido crecimiento de las zonas sin cabello. Si esto se hace pocos días después de haber comenzado el problema, se puede recuperar el cabello perdido de una forma rápida. En casos crónicos en los que la persona tiene grandes áreas de calvicie en que han fracasado todos los tratamientos habituales, uno de los tratamientos más favorables y en menos riesgo para la salud de la persona es la PUVAteràpia que consiste en recibir radiación ultravioleta A en combinación con una medicación que potencia el efecto de la radiación.

¿Cómo afecta la caída de cabello en las embarazadas y después del parto?

Durante el embarazo las mujeres disfrutan de un momento habitualmente espléndido para sus cabellos, especialmente durante la segunda mitad de la gestación y esto se debe a la abundancia en su sangre de la hormona progesterona. Es después del parto y especialmente cuando la mujer interrumpe la lactancia que se produce una bajada intensa de esta hormona y entonces sucede la caída de cabello, que a veces, puede ser muy intensa y puede producir incluso la pérdida completa del cabello. Esto causa una alarma en la mayoría de mujeres pero hay que saber que esta caída, incluso si es tan intensa, se recupera totalmente siempre y cuando la mujer comience un tratamiento médico guiado por su dermatólogo y que al final hará que en el plazo de pocos meses la mujer pueda tener un cabello igual o mejor que antes de la gestación. Si no se hace tratamiento, el cabello se recupera pero dejando siempre una masa capilar muy inferior a la de antes del embarazo.

Youtube Videos